RECOMENDACIONES

​​1. Realice la revisión anual de su calefacción, ya que mayores depósitos de hollín  y un quemador con mal funcionamiento implican a un consumo alrededor de un 5% más de energía. Por lo que una llamada a nuestros técnicos de mantenimiento y revisión de calderas le supondrá un coste muy inferior de lo que pueda parecer.



2. Si dispone de una caldera antigua (más de 10 años) no conseguirá ahorrar energía ni cuidar el medio ambiente. Si su caldera presenta averías frecuentes o son muy costosas, ¡no espere más!, ahora tiene la posibilidad de modernizar su calefacción mediante la instalación de una caldera estanca de condensación. Llámenos ahora antes de que el tiempo le pase factura.



3. Valore la posibilidad de hacer una revisión energética a su calefacción. Nuestros técnicos comerciales de calefacción calcularán el gasto de su antigua calefacción y lo que se ahorraría con una caldera nueva de condensación o de alta eficiencia energética.



4. La renovación debe tenerse en cuenta cuando su caldera tiene 15 años,  ya que una caldera antigua tiene que estar en funcionamiento constantemente a una temperatura muy alta durante todo el año,  con el consiguiente gasto innecesario. Como consecuencia se producen pérdidas por superficie especialmente altas. En resumen, la caldera antigua sólo alcanza un grado de rendimiento estacional del 68%,  frente a los rendimientos entorno al 109% de las calderas estancas de condensación de última generación. Las calderas nuevas se adaptan automáticamente su temperatura  a la temperatura exterior, e incluso se apaga cuando no se necesita el calor.



5. Nunca ventile su vivienda de forma prolongada, sino dos veces al día durante poco tiempo y a fondo (5 minutos aprox.). Es recomendable al  mismo tiempo, cerrar las válvulas termostáticas. Ventilando de ésta forma sólo deja salir el aire usado, no el calor que se queda en los muebles y demás enseres de las habitaciones, por lo que se renueva perfectamente el aire de la estancia y se consigue un ahorro energético considerable.

6. Es muy recomendable y para un uso responsable de la calefacción es indispensable que las juntas de las ventanas y las puertas cierren y se adapten bien. Preferentemente antes de la época de uso de la calefacción, compruebe las juntas y renuévelas si fuera necesario.



7. Utilice purgadores automáticos o purgue el aire de los radiadores si calientan de forma irregular o hacen ruidos que impliquen que contienen aire. Para ello, sólo tiene que abrir los tornillos de purga de aire con una llave y deje salir el aire hasta que salga agua caliente.



8. Llegada la noche, baje las persianas o cierre las cortinas. Una acción tan simple, tiene un efecto similar en su piso al que tiene una colcha en las personas. Por consiguiente, el ahorro energético podría aumentar en un 4% aproximadamente.

9. Mantenga los radiadores y las válvulas termostáticas libres de ropa, cortinas y muebles, y no los use como tendedero. Esto produce una pérdida de energía del 20%.